Mérida (México)

La ciudad de Mérida, capital del Estado mexicano de Yucatán, se levanta en el noroeste de la península yucateca. Es un importante destino turístico de la península y del país. Y no sólo eso, Mérida es considerada también el centro cultural y económico más importante de la región. Se trata de una ciudad que se caracteriza, ante la mirada de quienes la visitan, por su arquitectura colonial y porfirista, con un toque contemporáneo. Se ha convertido en un punto de partida ideal para dar inicio a un recorrido por los atractivos de la península, sobre todo sus playas y las ruinas mayas. La tranquilidad de la ciudad y el arraigo de la gente a sus tradiciones y costumbres son otra razón que atrae a un gran número de turistas, tanto nacionales como extranjeros.

La ciudad fue fundada el 6 de enero de 1542 por el español Francisco de Montejo, a quien apodaban "el Mozo", sobre las ruinas de lo que antes era la ciudad maya de T'ho, con 70 familias españolas y 300 naturales.

El trazado original de la ciudad correspondía a un esquema cuadrangular, con calles y manzanas que asemejaban a un tablero de ajedrez, en una superficie aproximada de cuatro kilómetros cuadrados, quedando al centro la plaza mayor, y hacia los cuatro puntos cardinales la ciudad quedó dividida en cuatro barrios, cada uno con sus santos patronos. Así, al sur queda San Sebastián, al poniente Santiago y Santa Catarina (en lo que hoy es el parque Centenario), al oriente San Cristóbal y al norte Santa Lucía y Santa Ana. En tanto el centro se reservaba para residencia de los españoles, los barrios se destinaban a los nativos.

La ciudad atestiguó un rápido desarrollo arquitectónico, erigiéndose principalmente edificios religiosos: ermitas, capillas, conventos y templos, la mayoría orientados hacia el poniente y con hermosas plazas al frente, que en ocasiones funcionaron como atrios. Se dice que la catedral y muchas otras edificaciones del centro de la ciudad fueron construidas con los restos de los templos y edificaciones mayas, destruidos por los conquistadores españoles.

El pueblo maya

Foto compartida por jikatu mediante CC BY-SA 2.0

El 13 de Julio de 1618 la ciudad recibió del rey español Felipe II el título de “Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Mérida”, junto con su escudo de armas. Durante los siglos XVII, XVIII y XIX la ciudad experimentó un notable desarrollo económico, si bien a costa de la concentración de la riqueza en pocas manos, lo que con el paso del tiempo dio motivo a levantamientos armados de la población indígena y también a ataques piratas desde la costa yucateca.

Ya a finales del siglo XIX, y debido sobre todo al auge de la producción y exportación del henequén, la ciudad creció todavía más y se construyeron nuevos asentamientos, teatros, escuelas y una de las avenidas más hermosas del país, el Paseo de Montejo.

El principal atractivo de Mérida son precisamente sus museos, teatros, edificios, templos, iglesias, palacios y plazas públicas. La ciudad puede conocerse placenteramente con un paseo a pie o pueden hacerse también recorridos a bordo de cómodos autobuses con guías turísticos que dan una completa explicación de los atractivos de la ciudad. Y por qué no, también se puede abordar alguna de las típicas calesas que rememoran aquellos días de la Mérida de antaño en que las carretas tiradas por caballos eran uno de los principales medios de transporte de esta ciudad.

La ciudad ofrece una amplia variedad de servicios turísticos para todo tipo de viajero, así como una diversidad de eventos culturales que complacerán al visitante. En el año 2000 fue nombrada capital latinoamericana de la cultura, mérito al que hace honor porque en ella se organizan constantemente eventos culturales, musicales y culinarios, además de ser sede ocasional de reuniones organizadas por líderes mundiales.

El clima de la ciudad, como el de toda la península, es caliente y húmedo. Puede afirmarse que clima es "cálido subhúmedo con lluvias durante el verano". Los meses más calurosos son abril y mayo. El período de lluvia empieza en mayo y termina en enero, aunque no es raro que llueva durante los meses secos - febrero, marzo y abril -. Las tormentas tropicales son esporádicas y leves entre los meses de agosto y octubre. La temperatura promedio mínima es de 18°C, y la máxima de 33°C.