Alcazaba Árabe

Esta fortaleza que el emir omeya Abderramán II hizo erigir en Mérida en el año 835 sobre unas ruinas romanas y visigodas fue la primera alcazaba de la península y tenía varias funciones, ser la sede de las dependencias administrativas, residencia del gobernador local, y para filtrar el acceso desde el puente romano a la ciudad. El perímetro, salvo el lado que da al Guadiana, estaba rodeado de un gran foso, y en las murallas (de 2,70 metros de anchura) se distribuían 25 torres.

Alcazaba árabe de Mérida

Alcazaba árabe de Mérida
Foto compartida por Luis Leclere mediante CC BY 2.0

En el patio de esta fortaleza se pueden ver restos arqueológicos de época romana como la calzada principal de la ciudad, así como cimientos de la muralla y de una puerta monumental de 2 vanos y 2 torres, puerta que es la que aparece en el blasón de la ciudad. También se encuentra un aljibe, ejecutado con piezas de arquitectura decorativa romanas y visigodas, sobre el que se construyó una mezquita, que luego fue reconvertida en iglesia.

Entrada al Aljibe de la Alcazaba árabe de Mérida

Entrada al Aljibe de la Alcazaba árabe de Mérida
Foto compartida por José Manuel García Estévez mediante CC BY-SA 2.0